Restaurante Solana

Ignacio es la cuarta generación de una familia dedicada a la hostelería desde 1938. Con trece años ingresa en la Escuela de Hostelería de Laredo y una vez finalizados sus estudios, empieza un recorrido, trabajando en restaurantes de renombre como Real Club Náutico de Laredo, Aldebarán en Badajoz, Túbal en Tafalla y Europa en Pamplona, adquiriendo conocimiento y experiencia que le forman para asumir la dirección del negocio familiar en 2004.

Con 31 años logra la primera estrella Michelín, siendo uno de los 10 cocineros nacionales más jóvenes en conseguirla y obtiene diversos premios y reconocimientos como el Premio Arco-atlántico al mejor cocinero del Cantábrico, el Premio a la Mejor Croqueta del mundo en Madrid Fusión, un Sol en la Guía Repsol.

También es uno de los cocineros más abalados por la crítica especializada, tanto es así, que ha realizado ponencias en varios de los congresos gastronómicos más importantes del mundo.