Restaurante La Carboná

Javier Muñoz es un cocinero jerezano que goza de una gran reputación en círculos gastronómicos de primer nivel y al que el Finantial Times bautizó como el “Chef del Sherry”.

Sus inicios en el mundo de los fogones son como poco curiosos, ya que con 16 años sus padres Javier y Ana, propietarios del Restaurante La Carboná, lo envían a Santander para trabajar al restaurante El Limonar de Soano, con la intención de “enderezarlo” pues los estudios no le van demasiado bien.

Allí descubre su vocación y aprende los rudimentos de la profesión a las órdenes del chef Luis Rivas González. Continua su formación trabajando en grandes restaurantes como El Serval y El Molino de Puente Arce en Santander y The Merchant House en el Reino Unido, a las órdenes del afamado chef británico Shaun Hill.

En todos ellos consigue una estrella Michelín. Acaba su formación en El Celler de Can Roca junto a los hermanos Joan y Jordi Roca y regresa finalmente al negocio familiar hace nueve años. Ya como jefe de cocina de La Carboná renueva la carta imprimiéndole su sello personal con gran éxito.